Virus Ocaso
Modo Ocaso.png
Apertura del Modo Ocaso

(日没ウイルス, Nichibotsu Uirusu)

Información
Clase Ofensivo, Defensivo, Suplementario
Alcance Corto
Usuarios
Tsuyoshi Atsuryoku
Yashamaru Atsuryoku

El Virus Ocaso (日没ウイルス, Nichibotsu Uirusu) es un virus ancestral del cual casi no se posee registro alguno de datos. El virus aumenta las características naturales del infectado de manera desmesurada, brindándole así un gran aumento en su fuerza, resistencia, velocidad y chakra, con el coste de acortar muy rápidamente la vida del infectado con su uso.

Historia

El Virus Ocaso se encuentra extinto en la naturaleza, siendo que se extinguió en tiempos anteriores a la época de la princesa Kaguya, este virus era normal en esos tiempos, siendo que era una enfermedad muy aprovechada por sus "cualidades", para las guerras eternas de la época. Durante los comienzos del mando de Kaguya, se dio una persecución sistemática al Virus, eliminando a quien lo poseyese y destruyendo por completo sus cuerpos; siendo que Kaguya veía a este como una "fuente de la guerra", a la cual se decidió cerrar. Tras combatir y vencer a un poseedor formidable del Virus, creyó haber terminado del todo con este, mientras que el Virus se sumió en un estado de letargo, hasta encontrar una nueva manera de reaparecer.

Características

El Virus Ocaso posee una alta capacidad de mutar para adecuarse al medio en que se encuentra, por esto mismo, es que se copia a la fórmula de ADN de su infectado de origen. Esto último causa que los hijos que tenga el portador, a partir de entonces, pasen a ser también portadores del Virus Ocaso.

El Virus toma un carácter activo en combate en momentos de riesgo vital de su infectado, intentando garantizar su supervivencia, sin embargo, no siempre toma una fase activa, debido a que de así hacerlo, consumiría en momentos la vida de su huesped. Al activarse el mismo, se evidencia por volverse de un color negruzco la piel, cambiando las propiedades del elemento del usuario, y multiplicándose los niveles de energía corporal. Siendo que el cambio en el balance de energía del cuerpo es dañino por alterarlo y dejarlo en un marcado desbalance, que con el paso del tiempo termina generando la muerte del infectado.

Yashamaru ha atestiguado que el virus otorga un gran poder, llegando a triplicar su caudal de chakra, aumentando también su fuerza, velocidad y resistencia, sin embargo, esto le genera dolor, porque al extenderse el virus para entrar en el Modo Ocaso se produce una "sacudida" en el sistema nervioso. Pasado un tiempo de la fase activa, el infectado se desplomará indefectiblemente por el consumo de energía que este genera.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.