Jūbi
Jūbi.png

(十尾, Jūbi)
El Dios Tuerto (天目一箇神, Ame no Hitotsu no Kami)
Datara (ダタラ, Datara)
Gigante (ダイダラボッチ, Daidarabotchi)

Debut
Información
Jinchūriki Hagoromo Ōtsutsuki
Obito Uchiha
Madara Uchiha
Clasificación Bestia con Cola
Habilidad Chakra Definitivo
Absorción de Chakra
Jutsus
Armas de Chakra de Bestia con Cola
Bomba Bestia con Cola
Desastre Natural
Mini Clones del Jūbi

El Jūbi (十尾; Diez Colas) es el ente máximo de chakra y la Bestia con Cola original, la cual fue creada a partir de la combinación de dos entidades: Shinju y Kaguya Ōtsutsuki, cuyo objetivo era recuperar el chakra heredado a sus dos hijos, Hagoromo y Hamura. Debido a la amenaza que representaba, el Sabio de los Seis Caminos y su hermano derrotaron al Jūbi, sellaron su chakra en si mismos y su cuerpo fue atrapado en un poderoso Jutsu de Sellado, iniciando una nueva era para la humanidad. El Sabio, antes de morir, dividió el chakra de la bestia en nueve nuevas entidades, conocidas como Bestias con Cola. Siglos más tarde, el objetivo de Madara Uchiha y Akatsuki era revivirlo, conocido como el Plan Ojo de Luna.

Historia

Hagoromo Ōtsutsuki y Hamura Ōtsutsuki se enfrentan al Jūbi.

En los tiempos antiguos, mucho antes de la creación de las Aldeas Ocultas, incluso antes de que la humanidad conociera el concepto de Chakra, el mundo estaba sumido en infinitas guerra entre los hombres. Shinju era adorado como un dios por los humanos y cada mil años este producía una fruta, la cual por tradición las personas no podían tomar. Sin embargo, una princesa de una tierra lejana, Kaguya Ōtsutsuki, que estaba a decidida a traer la paz y acabar con la guerra, decidió violar la prohibición y consumir el fruto del árbol sagrado. Al hacerlo, Kaguya adquirió un inmenso poder el suficiente para realizar su objetivo propuesto, siendo considerada como una diosa y por otros como un demonio. Sin embargo, con el nacimiento de sus hijos, Hagoromo y Hamura, los primeros humanos con chakra, el deseo de la mujer de volver a tomar el chakra que se le fue otorgado a ellos la llevo a fusionarse por medios desconocidos, con el Shinju, para crear al Jūbi.

El Sabio dividiendo el chakra del Jūbi en nueve monstruos de chakra.

Sin tener conocimiento de que su madre estaba involucrada, sino que pensaron que se trataba de la ira del árbol por el robo del fruto, Hagoromo Ōtsutsuki y su hermano se enfrentaron a la bestia, en donde lograron derrotarla y sellarlo en ellos mismos. Esto provocó que ambos se convirtieran en los primeros Jinchūrikis de la historia, y a la vez hizo que Hagoromo fuera conocido como el Sabio de los Seis Caminos. Cuando el Rikudō estaba en su lecho de muerte, sabiendo que la bestia volvería a ser libre, utilizó todo su poder para separar el chakra de la gran bestia en nueve formas que llegarían a ser conocidas como las nueve Bestias con Cola, mientras que el cuerpo del Jūbi fue sellado por medio del Chibaku Tensei de los Seis Caminos y después fue enviado al cielo, tan lejos, que su poder no pudiera ser alcanzado, creando de esa manera la Luna. La asombrosa hazaña, no sólo fue un éxito, sino también la supresión del mismo, el Sabio se convirtió en un héroe deidificado en todo el Mundo Shinobi. Sin embargo, antes de ocurrir esto, Zetsu Negro, la Voluntad de Kaguya, fue creado.

Siglos más tarde, después de que el Rinnegan volviera a manifestarse en uno de los descendientes del Sabio, Madara Uchiha, este invocó el caparazón vacío del Jūbi al que llamó Estatua Demoníaca del Camino Exterior. Con la adquisición de la estatua, Madara desarrolló el Plan Ojo de Luna que consistía en revivir al Jūbi y para ello era necesario reunir a las nueve Bestias con Cola. Para cumplir con esta meta, Madara requirió de la ayuda de Obito Uchiha quien lo ayudó después de su muerte natural.

Apariencia

Ojo del Jūbi.

En los recuerdos antes de su introducción en la línea de la historia, el Jūbi es un humanoide cíclope con aspecto de una concha parte superior del cuerpo con largos pinchos y protuberancias en su parte posterior. Posee un único ojo, ocupando la mayor parte de su cabeza, tiene cuatro círculos concéntricos con nueve tomoe en los tres círculos más cercanos al alumno. Cuando se ve en un flashback, la aparición del Jūbi era un poco más "grosero". Las protuberancias puntiagudas en su parte posterior fue mucho mayor, semejante a una concha de caracol, y sus colas eran más tupidas.

Cuando revivió, debido a su forma imperfecta era considerablemente diferente. Su ojo tiene seis tomoe en lugar de los nueve. La bestia también tiene una boca ancha y cavernosa con varias filas de dientes afilados y puntiagudos, así como una barbilla de pinchos. La Bestia posee un grotescamente e hinchado cuerpo redondo, en lugar de su silueta humanoide anterior, y parece arrastrarse sobre su vientre, mientras que los salientes puntiagudos, son como una rama que crece fuera de su espalda en un ángulo recto. A pesar de ser incompleto, el Jūbi es todavía mucho mayor que Gyūki y Kurama, tanto que cuando Gyūki se acercó a él, el Ocho Colas poseía el tamaño de la mano del Jūbi.

Segunda Etapa del Jūbi.

Después de un cierto tiempo, el Jūbi se transformó y adquirió una apariencia humanoide. En este estado, sus proporciones corporales son más demacradas y alargadas, su cuello se vuelve retorcido y obtiene un bulbo con picos en su espalda. No posee un brazo izquierdo. Su apariencia facial cambia drásticamente ya que su boca pasa a estar al lado izquierdo, le crece una sola oreja al lado derecho y además aparecen múltiples cuernos por toda su cabeza. Además sus colas tienen forma de manos muy similares a las Armas de Chakra de Bestia con Cola.

Tercera Etapa de Jūbi.

Más tarde le creció su brazo izquierdo, aumentó su musculatura y sus cuernos se volvieron mucho más largos. Además comenzó a caminar sobre sus patas traseras. Luego de haber acumulado un poco más de Chakra, sufre una nueva transformación, que termina con el Jūbi abriendo su boca la cual tiene lo que parece ser una enorme esfera dentro de ella, la cual al abrirse se asemeja en gran medida a una flor Rafflesiaceae. Obito fue capaz de hacer que el Jūbi asumiera la forma de Shinju, su encarnación, pero modificada, en donde toma la apariencia de un gran tallo recto y con un capullo de flor, que contiene el ojo del Jūbi.

Versión amorfa del Jūbi.

Cuando Kaguya perdió el control del Chakra de las Bestias con Cola, se transformó en una fusión de todas las bestias, es decir un Jūbi amorfo. Su cuerpo original se convierte en una gigante masa de Chakra con cabeza de conejo con dientes afilados, un cuerpo superior humanoide y el ojo del Jūbi en la frente. En su parte posterior tiene una gran masa esférica de Chakra con los rostros de las nueve Bestias con Cola que salían de ella, junto con una gran cantidad de brazos de Chakra.

Personalidad

Como señaló Kurama, el Jūbi no posee ideales o sentimientos, y como tal no puede ser detectado a través de medios tales como los que implican la detección de sentimientos negativos o malevolencia. El zorro llegó a comparar a la bestia con la energía que fluye alrededor de un planeta o lo que uno siente por la tierra o en el mar, una fuerza innata y natural. Pero al ser la voluntad de Kaguya, este fue su fiel a su objetivo de creación que es recuperar el chakra heredado a sus hijos, además mostró reaccionar a la presencia de las Bestias con Cola en Naruto, viéndolo como la imagen de Hagoromo. Se hace más presente esta voluntad cuando Kaguya le pidió a Madara que absorbiera el árbol, sin embargo este pensaba que se trataba de Shinju.

Habilidades

El poder del Jūbi.

Se dice que posee un Chakra infinito, masivo y abrumador lo suficientemente potente para llevar la desesperación total y la destrucción al mundo. Cuando Naruto Uzumaki intentó utilizar el Modo Sabio para medir su poder, se sintió abrumado por la inmensidad del poder de la bestia, que Kurama tomó nota de que "no se puede medir". De acuerdo con Kurama, no sólo las Nueve Bestias con Cola nacieron de la fuente de todos los chakras, el Jūbi, sino que también es el progenitor de todo lo que existe en este mundo. Kurama dijo que era un dios que creó los países y tenía el poder para tragarse los océanos, dividir la tierra, y aplastar a las montañas. Además, Kurama admitió que por sí solo ni siquiera tendría una oportunidad en contra del Jūbi, y afirmó que el sabio temía que su recuperación trajera el fin del mundo. Su poder es tan grande que incluso la barrera de detección de chakra de la Alianza Shinobi se estaba deformado, hasta el punto en que creo en ella una segunda esfera.

La Bomba Bestia con Cola del Jūbi.

Debido a que las Nueve Bestias con Cola no son más que subproductos del Jūbi, éste posee la habilidad de generar la Bomba Bestia con Cola, que incluso a pesar de estar incompleto era capaz de crear una poderosa viga de energía capaz de extinguir las Bombas Bestia con Cola del Ocho y Nueve Colas y con suficiente poder para destruir las colas de Kurama. Madara también tomó nota de que la bestia no tendría que esquivar una andanada de Bombas Bestia con Cola. Después de su transformación, la Bomba Bestia con Cola del Jūbi tomó la forma de un cono el cual puede dirigir a enormes distancias y con una gran precisión, lo suficientemente poderosa como para acabar con ciudades enteras a grandes distancias en un instante como hizo al destruir la sede de la Gran Alianza Shinobi a pesar de estar a muchos kilómetros de distancia. Se ha demostrado que tiene un ojo único, el cual no es otro que el Rinne Sharingan.

El Jūbi liberando estacas de madera.

A pesar de no ser revivido en las mejores condiciones, el Jūbi posee una gran fuerza física y es también muy rápido, a pesar de su inmenso tamaño, ya que era capaz de atacar y rechazar a Kurama en un instante, antes de que éste pudiera reaccionar. Podía incluso deslizar una Bomba Bestia con Cola a quemarropa con uno de sus dedos. A pesar de ser revivido en su estado incompleto, su resistencia es impresionante capaz de soportar una Gigantesca Bomba Bestia con Cola, creada por Gyūki y Kurama. Al transformarse, sus colas en forma de brazos eran lo suficientemente fuerte como para destruir fácilmente las limitaciones colocadas por los ninjas de la Gran Alianza Shinobi. Además Obito mostró la capacidad de utilizar el Elemento Madera: Jutsu Corte de Rama, a través de las colas del Jūbi, cuando este se encontraba en su segunda etapa. Al hacer esto, de las colas de la bestia, empiezan a salir una innumerable cantidad de estacas de Madera las cuales fueron capaces de eliminar a una gran cantidad de ninjas de la Alianza y estas al impactar empezaban a crecer dentro del cuerpo de las victimas. Además al ser lanzadas con rapidez, no pueden ser bloqueadas incluso utilizando la Rotación Celestial de los Ocho Trigramas.

El Jūbi crea un Desastre Natural.

Estando en su segunda etapa, las colas de la bestia se convierten en brazos alargados, los cuales sin esfuerzo alguno lo liberó de las diversas restricciones de la Alianza. El Jūbi, parece tener la capacidad de expandirse libremente y aumentar el grosor de sus colas usándolas para atacar enemigos a distancias lejanas. Su único ojo es capaz de ver hacía grandes distancias, además de poder ver el Chakra. Después de una cierta acumulación de Chakra, el Jūbi puede provocar un Desastre Natural, haciendo que caigan rayos, que aparezcan tornados y que sucedan grandes temblores, además de que al finalizar sucede una gran explosión.

Clones del Jūbi.

Una vez completa su segunda etapa y de nuevo la Bestia de Jūbi cambia de fase es capaz de expulsar de su boca un enorme bulbo que toma forma de Rafflesiaceae, que le permite formar una gigantesca Bomba Bestia con Cola. Durante esta etapa a podido apreciarse de que el Jūbi también puede dividirse en pequeñas partes para poder evitar que se acerquen a su cuerpo. El Jūbi es capaz de recrear una de sus encarnaciones, Shinju, un gigantesco árbol cuyas raíces tienen la capacidad de absorber el Chakra, por lo que estas sienten la presencia de cada cosa viva que tenga Chakra y lo absorbe hasta que muere. Sus raíces tienen un gran índice de regeneración, puesto que al ser cortadas estas empiezan a regenerarse al instante, de la misma manera es capaz de moldear sus raíces hasta el punto de transformarlas en forma de cabezas de dragón que acechan y persiguen a sus víctimas. Básicamente las mismas capacidades del original Shinju.

Curiosidades

  • Es bastante curioso como tenía nueve aspas en su ojo (al igual que el número de bestias con cola después de dividirse) y más la pupila serían 10 al igual que su número de colas.
  • Daidarabotchi era un yōkai gigante en la mitología japonesa. Su tamaño y la fuerza eran inconmensurables, y la criatura se decía que era tan enorme que sus huellas creaban huecos, lagunas y lagos, y que su fuerza era el culpable de la colocación actual de las montañas y los ríos. En una leyenda, Daidarabotchi quería ver que era más pesado, el Monte Fuji o el monte Tsukuba. Él les pesaba en gran escala. Sin embargo, cuando terminó se le cayó el segundo, la división de su punto más alto en dos.
  • El nombre de "Datara" puede referirse a Ippon-datara (一本ダタラ; significado literal es "Pierna de Herrero"), un herrero tuerto, con una sola pierna que se dice vive en las montañas de Kumano. Los mitos varían en su naturaleza como un yōkai o la deidad caída de Ameno-me-Hitotsu. De cualquier manera, las leyendas dicen que la capacidad de Ippon-datara de forjar seres vivos a partir de metal que hace otra referencia al Jūbi como el progenitor del mundo.
  • El Jūbi puede ser revivido sin reunir plenamente las nueve Bestias con Cola, con una fracción del chakra de la cual es suficiente para reactivarlo de forma incompleta. Sin embargo, incluso sin las otras bestias con cola, el Jūbi poco a poco es capaz de llegar a ser lo que fue, aunque se necesita tiempo para que "madure" en su forma completa, por lo que es más difícil para Madara y Obito para controlar lo que hace.
  • La cabeza de la segunda forma del Diez Colas tiene tres características principales, un ojo, una oreja y una boca. Esta es posiblemente una referencia a la frase "no ver mal, no escuchar el mal, no hablar mal".
  • Todos los Jinchūrikis del Diez Colas poseen al menos un Dōjutsu, dos poseen el Byakugan, tres de ellos poseen el Rinnegan, de los cuales solo dos poseen el Sharingan.
  • Es la única Bestia con Cola sellada en Jinchūrikis que han poseído o poseen alguno de los tres grandes Dōjutsus.

Navegación

Bestias de Chakra
En un Jinchūriki: · Matatabi · Gyūki · Kurama · Kitsune no Yon · Chikara · Kitsuneninja
En libertad: · Kokuō · Sanguijuela Enmascarada de Cero Colas ·
Capturados: · Chōmei · Shukaku · Isobu · Son Gokū · Saiken
Otros: Jūbi · Ryuk
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.