Haru (春 lit. Nacido en primavera) Era un Jounin de Sunagakure, perteneciente al Clan Chioni y poseedor del Kekkei Genkai del mismo nombre. Era un reconocido asesino, ademas de ser el padre de Haruka.

Apariencia

A simple vista parecía un hombre joven y delgado. Bastante alto y con la piel clara, que le daban una presentación mas joven de lo que en realidad era. Su cabello era negro, alborotado e irregular con mechones que pasaban de sus hombros. Solía pintarse marcas rojas al rededor de sus ojos para hacer resaltar el color carmesí en ellos.

Generalmente solía vestirse con ropas de motivo samurai, algo poco común en Sunagakure. La forma de vestir de este jounin podía definirse como excéntrica y poco común. Yendo de kosodes y hakamas, hasta kimonos, pero siempre prevaleciendo colores entre negros y blancos. Llevaba siempre unas mangas ajustadas negras como accesorio extra, aunque lo especial en estas mangas es que constantemente rasgaban su piel, haciéndolo sangrar. Algo similar era el caso de su gargantilla, al igual que las mangas, esta le cortaba el cuello si lo movía bruscamente. Siempre se le podía ver con una espada, aunque nunca se le vio usándola en combate.

Personalidad

A simple vista, Haru parecía un hombre animado, vivaz, impulsivo y hasta travieso. Cierta parte de él también era descarada, ya que no temía de decir lo que se le venia en gana, a quien le diera la gana. Su actitud superficial de hombre encantador pero sinvergüenza lo hacía encontrarse con muchos problemas, muy especialmente con sus superiores. Sin embargo, esta faceta de su personalidad era nada más que la punta del iceberg.

Haru no era un hombre de seguir reglas de otros. Era fiel a sus ideales, hacia lo que le daba la gana y no media consecuencias, prueba de esto fueron los innumerables asesinatos por todo el país y aceptar ante los altos mandos de su clan que había sido él. La razón por la que no se tomaban represalias contra Haru, era porque sentían miedo de él. Era reconocido por ser un asesino sin piedad ni distinción, ya que si le daba la gana, era capaz de asesinar a quien sea y lo que sea, sin tomar en cuenta edad, genero, posición social, entre otros. Toda esta faceta asesina e indolente era acompañada de su casi demente sentido del humor, siendo capaz de reírse a carcajadas desenfrenadas cuando le tocaba asesinar a alguien y alegrarse de forma natural ante desgracias ajenas, y esto era cuando estaba de buen humor. En desdichado caso de que alguien lo hiciera enojar, no se contenía en dar una muerte mas violenta, perturbadora y sangrienta al objeto de su enojo, aunque esto lo ocultaba muy bien. Haru se automutilaba a sí mismo sobrellevar sus emociones, emociones como el enojo, la tristeza, la soledad o el dolor emocional que le causaba su clan, sin mencionar el hecho de que al cortarse a sí mismo mantenía mas rápido el uso de si Chioni.

Algo que vale la pena mencionar es el cambio drástico que sufrió la personalidad de Haru al conocer a Hiromi, siendo la primera persona en provocar un sentimiento de culpa y tristeza ante la idea de matarla. Estando con ella, Haru comenzó a adoptar una personalidad mas calmada y hasta divertida, teniendo un raro impulso de provocar la felicidad de la sacerdotisa. Con ella y su hija Haruka, se mostró como un hombre preocupado por ellas, alegre y mimoso, sin mencionar sobre protector con ambas. Solo se mostraba de esta forma con ellas y con los gatos, al parecer porque Hiromi le dio algo que nunca antes había visto, Haruka era una parte de él y "los gatos eran lindos".

Historia

Haru nació siendo miembro de un clan de asesinos originarios de Sunagakure, un clan que se especializaba en el control de la sangre a través del chakra para ser usada como arma.

Debido a lo disciplinario que era el clan, Haru vivió una cruel y exigente infancia. Carecía de libertades, ya que sus días y rutinas iban desde comer, dormir, entrenar y respirar. Esto se debía a la acelerada extinción del Kekkei Genkai característico, ya que el Chioni, al ser una herencia genética, difícilmente se manifestaba de una manera pura en aquellos que se relacionaban con otras personas ajenas al clan. Buscando suprimir cualquier contacto con extraños, el clan anulaba casi totalmente el contacto de sus niños con el mundo exterior, el caso de Haru no era diferente.

Sin embargo, Haru aun conservaba deseos de mas libertad, más aun, había desarrollado cierto rencor hacia su clan, pero debido a que la mas mínima señal de traición era castigada con la muerte, debió guardarse su creciente odio para él solo.

Conforme fue creciendo, se hizo mas notable la habilidad de Haru. Aun en un clan que controla la sangre, se debe tener cuidado de usarla, ya que si se usa descuidadamente el usuario es capaz de morir por la falta de sangre o sufrir de anemia... Haru nunca tuvo que preocuparse por eso. Él había nacido con la rara y conveniente habilidad de producir sangre nueva a su conveniencia en cuestión de segundos, haciendo que la idea de morir por desangramiento o sufrir de anemia sea solo un mal chiste para él. Esta habilidad, combinada con su odio hacia su clan, lo convertían en un hombre con el que no se quería buscar problemas. Por esto y otras razones, Haru fue ascendiendo de nivel en su clan, hasta poder ser asignado en misiones en solitario, cosa que en su clan era un prestigio que solo miembros de alta importancia podían tener. Las misiones de Haru consistían en proteger a Sunagakure y eliminar cualquier tipo de amenaza.

En una de sus tantas misiones, Haru termino en el País del agua. Debía acabar con un grupo de shinobis de Kirigakure, al parecer se estaba planeando una infiltración en Sunagakure por parte de estos individuos, aunque se desconocían los motivos. Haru logro su misión en cierta manera, ya que cuando iba en dirección al punto donde supuestamente se hallaba el grupo de Kirigakure, fue emboscado por los mismos. Haru logro acabar con todos, aunque no por esto salio ileso. Herido de gravedad, Haru termino vagando en un bosque aislado de toda muestra de civilización, o al menos eso creía hasta que diviso una pequeña cabaña instalada en lo mas profundo.

Con toda la intención de matar a quien fuera el propietario, Haru irrumpio en la cabaña, sin embargo antes de poder sacar su espada, Haru cayo inconsciente.

Al despertar, se encontraba tendido en un futon dentro de la cabaña, ademas, sus heridas habían sido atendidas y estaba rodeado de muchos, muchos gatos. Sin poder moverse aun, Haru observo a una mujer de kimono rojo observándolo sin dejar desatentos a los gatos. Se trataba de una sacerdotisa de nombre Hiromi. Esta mujer le confeso que veía y escuchaba a los gatos, y que hace rato que estos le habían advertido de un extraño con olor a sangre acercándose a su hogar. Haru se mostró impresionado no tanto por esta habilidad, sino por la forma de hablar tan reservada de la mujer, y aun así, mostrar cierto toque de dulzura y misericordia por dejarlo vivir y atender sus heridas.

Con el tiempo, Haru y Hiromi terminaron enamorándose uno del otro, hasta que finalmente tuvieron una hija a la que llamaron Haruka. Por desgracia, debido a las limitadas libertades que el Clan Chioni le permitían a Haru, este solo fue capaz de ver a su amada y a su hija muy pocas veces durante los próximos 5 años.

Un día, Haru recibió una noticia gracias a los gatos. Ya que los animales transmitían información entre ellos descubrió lo que había sucedido en la casa de su familia. Hiromi y su hija habían muerto, pero aun así, era de urgencia que fuera a los restos de la cabaña para recoger a Haruka. Con la intención de darle una sepultura apropiada a su familia, la sorpresa de Haru fue inmensa al ver que Haruka seguía con vida, y al esta contarle todo lo ocurrido, tomo la decisión de llevársela con él a Sunagakure, no sin antes vengar la muerte de Hiromi. La aldea de la que provenían los aldeanos que atacaron la cabaña de Hiromi termino siendo destruida, según por testigos, por un diluvio rojo. Haru admite que sus lagrimas se mezclaron con la sangre mientras ponía fin a esa aldea. Hoy en día, no queda ni siquiera ruinas que demuestren que hubo vida alguna vez en ese terreno baldío de color rojo carmesí.

Una vez que Haru y Haruka volvieron a Sunagakure, Haru tuvo que hacer pasar a su hija como una habitante cualquiera, que no tuviera relación con el. Esto se debía a que si el clan se enteraba que había tenido una relación con alguien de afuera, y peor, que había tenido una hija ajena al clan, lo matarían a él y a ella, aunque su vida no le interesaba realmente cuando se trataba de su hija. Así que Haru se encargo en lo que pudo de su hija, pero esta debía vivir sola.

En el tiempo que Haru vivió relativamente junto a su hija, este le dio toda la atención y amor que se le era permitido dar. Se encargo de hablarle de su madre y de entrenarla para que supiera defenderse, afortunadamente, el Chioni era activo en Haruka. Por un tiempo, ambos fueron relativamente felices.

Esto solo duro hasta que, de alguna manera, la existencia de Haruka y su relación con Haru llego a los oídos de los altos mandos del clan. Haru tuvo que ocultar a Haruka, enviándola en secreto a Konohagakure, dejándola a su suerte. Haru se encargo de que nadie siguiera el rastro de Haruka y de enfrentarse a todo su clan por mantenerla a salvo.

Se cree que este sobrevivió gracias a una amenaza contra la aldea. Ya que Haru era uno de los encargados de proteger a Sunagakure, este preparo un jutsu especial desde el momento en que se le encargo la misión. Fue almacenando su sangre en enormes cantidades y ocultándola en 6 puntos diferentes de la aldea. El propósito de esto era crear a 6 colosos hechos de su sangre para que la protegieran. La amenaza era que si arremetían contra Haruka, Haru usaría a los 6 colosos contra la aldea. Por desgracia, se desconoce si el clan lo dejo vivo a él.

Habilidades

Haru era conocido por su magnifico uso del Chioni, más aun, por su capacidad poco usual de producir abundantes cantidades de sangre en solo segundos y a su conveniencia, lo que le dio una reputación temible como asesino y combatiente.

Taijutsu

Haru era más de ataques a distancia, pero esto no quitaba su temible habilidad de asesinar con sus propias manos. Era muy habilidoso, lo suficiente como para luchar y vencer a varios oponentes sin tener que usar su Kekkei Genkai. Su estilo se basaba en fuerza y precisión, ademas, gracias a su contextura delgada era bastante rápido. Algo curioso es que Haru nunca "golpeo" a nadie, puesto que nunca usaba sus puños, él usaba sus uñas, buscando rasgar la carne del oponente.

Kenjutsu

Haru era reconocido por su manejo de la espada, y lo poco modesto que era con esto. Solía cortarse a sí mismo y evaluar el filo de su espada, ademas, usaba su flujo de chakra para realizar ataques mas devastadores. Una táctica que le gustaba usar era la de hablar de cosas que no tienen nada que ver con la batalla mientras luchaba, ademas de tener un contacto visual fijo con el oponente, el objetivo de esto era desconcertar a la persona para que Haru notara con mayor facilidad sus puntos débiles.

Chioni

Como usuario del Chioni, Haru era reconocido y temido, dándole el privilegio de conseguir ciertas libertades en su estricto clan.

Cada usuario del Chioni tenia una característica especial con respecto al uso de su sangre, la de Haru era rara capacidad de producir enormes cantidades de sangre en segundos, lo que le permitía hacer un uso casi irresponsable de su sangre sin temor a consecuencia alguna.

Lluvia de sangre

La técnica consistía básicamente en cubrir gran parte del campo de batalla. Usando chakra, Haru puede evaporar su sangre, hacerla subir y solidificar una vez que caiga para una lluvia de agujas hechas de sangre. Esta fue una de las técnicas que uso cuando acabo con una aldea entera.

Ejercito rojo

Una vez realizada la Lluvia de sangre, el campo de batalla queda inundado con la sangre de Haru, esta sangre puede ser reutilizada formando numerosas figuras humanoide, lo que se conoce como el Ejercito rojo.

La cantidad de "Guerreros" que compongan el ejercito es equivalente a la intensidad a la Lluvia de sangre. Estos guerreros al ser hechos de una sustancia liquida, un ataque físico directo difícilmente les hará daño. Ademas de que son capaces de hacer que sus extremidades tomen forma de armas, como por ejemplo una espada o una guadaña.

Giant Blood

Esta técnica presume la capacidad de Haru de producir grandes cantidades de sangre.

Cortándose a sí mismo los brazos y el cuello, la sangre derramada violentamente de Haru toma la forma de un monstruo de gran tamaño. Su poder destructivo es comparable a su talla, y tal como ocurre con los guerreros del ejercito rojo, al estar hecho de una sustancia liquida es difícil detenerlo.

Three Bloody Demons

A diferencia del Giant Blood, esta técnica requiere de mas tiempo, ya que necesita tres veces la cantidad de sangre que se toma para formar un Giant.

Esta tecnica tambien fue usada para arrasar con la aldea que asesino a Hiromi. El poder destructivo de estos tres gigantes es tal, que no quedo nada de aquella aldea, mas que un terreno baldío pintado de rojo carmesí.

6 Corazones del Dios Sangriento

Esta técnica fue creada originalmente para proteger a Sunagakure en caso de una crisis apocalíptica.

Desde que tuvo uso de ciertas libertades, como privacidad por ejemplo, Haru fue extrayendo y almacenando su sangre en 6 puntos diferentes de Sunagakure. La cantidad y el tiempo que esto le tomo, eran mas que suficientes para crear a 6 colosos de sangre de unos 60 metros de altura. De nuevo, esta técnica fue creada para servir de guardianes a Sunagakure en una crisis apocalíptica. Lo temible de esta tecnica es que, a menos que Haru le ordene a los colosos que lo maten a él mismo, no hay consecuencia física para él, y siendo el creador es el único capaz de usarla.

Se dice que el día en que se descubrió la identidad de Haruka, Haru amenazo a los del clan, que si se atrevían a buscarla activaría esta técnica, destruiría Sunagakure y dejaría la responsabilidad en todo el clan Chioni por "permitírselo". La unica manera de detener este Jutsu es si el mismo Haru lo para o provocando su muerte, ya que su un usuario del Chioni muere, su sangre se transforma en sangre común y corriente.

Curiosidades

  • Es claustrofobico, debido a ciertos acontecimientos en su infancia.
  • Los privilegios que Haru gano dentro de su clan fueron Privacidad y ciertas libertades. Por ejemplo, se suponía que el clan le escogería con quien y cuando se casaría; gracias a las libertades que gano, Haru podía escoger el "cuando".
  • Al contrario de su personalidad asesina y desequilibrada, Haru se mostraba como un hombre sinceramente mimoso, juguetón y amable con Hiromi y Haruka, incluso con los gatos.
  • Se desconoce si murió o logro escapar de Sunagakure.
  • Comparte la costumbre de su hija con respecto a cortarse a sí mismo para comprobar el filo de su espada.

Citas

  • "Sonríe, viene un diluvio rojo"
  • (Refiriéndose a su familia) "Hiromi me mostró algo que jamas había visto, me mostro la dulzura detrás de la frialdad. Me mostró lo hermoso que puede ser el rojo en otras cosas, ademas de la sangre. Me mostró a ser feliz con la libertad. Haru-nya es parte de mí, pero también es de Hiromi... Protegeré a mi hija, no permitir que nada le pase. Es la única forma de que Hiromi me perdone por no haberla protegido la primera vez..."
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.