Hagoromo Ōtsutsuki (大筒木ハゴロモ, Ōtsutsuki Hagoromo), quien más tarde sería conocido como el Sabio de los Seis Caminos (六道仙人, Rikudō Sennin), fue un monje que deseaba que la paz reinara en el mundo. Fue una figura alabada como un dios que fundó el Ninshū y creó el mundo shinobi en la tierra. Fue hijo de Kaguya Ōtsutsuki y el primer humano en nacer con chakra. Poseía el Rinnegan, el Dōjutsu más poderoso de los tres legendarios Dōjutsus. Derrotó al Diez Colas con la ayuda de su hermano y selló la bestia dentro de sí mismo, convirtiéndose así en el primer jinchūriki en la historia.

Historia

Hagoromo nació como uno de los dos hijos de Kaguya Ōtsutsuki, una princesa que se comió el fruto prohibido del Shinju que aparecía una vez cada milenio, en un esfuerzo para ganar habilidades divinas de poner fin a las guerras constantes durante esa época. Como resultado, Hagoromo nació con la capacidad de manipular el mismo tipo de poderoso chakra como su madre. Enfurecida por el hecho de que su chakra fue repartido, Kaguya se reencarnó, junto con el Shinju, en una Bestia de Diez Colas con el objetivo de recuperar su chakra, causando estragos en el mundo en su camino.

Hagoromo, junto con su hermano, Hamura Ōtsutsuki, se enfrentaron al Diez Colaslogrando detenerlo y sellarlo dentro de Hagoromo, convirtiéndose en el primer Jinchūriki de la historia. A la vez fue capaz de sellar a su madre y evitar que esta siguiera usando el Tsukuyomi Infinito. Hagoromo pasó a ser elogiado como un dios, en virtud de su victoria, siendo conocido como el ancestro de los ninjas, el primero en dar a conocer los secretos del chakra y aquel que se convirtió en el Salvador de Este Mundo (この世の救世主, Kono Yo no Kyūseishu). Con sus grandes conocimientos, el Sabio viajó a través del mundo repartiendo su chakra, predicando su religión y enseñando a los demás a usar el Ninshū (忍 宗), con el fin de guiar al mundo hacia la paz. El tiempo pasó y el ninshū se pasó a llamar Ninjutsu, el cual, más tarde, en vez de ser usado con fines pacíficos pasó a ser un arma de lucha.

El Sabio comenzó a comprender que el camino hacia la paz llevaría más tiempo del que disponía. Por eso, decidió impartir su sabiduría y el Ninshū a sus dos hijos, Indra y Asura. Su hijo mayor, Indra, que heredó los "ojos" del Sabio (su chakra de gran alcance y energía espiritual), fue considerado un genio, haciendo que su camino fuera muy solitario y llegando a la conclusión que el poder era la verdadera clave para la paz. Su hijo menor, Asura, que heredó el "cuerpo" del Sabio (su poderosa voluntad y la energía física), era todo lo contrario. Nunca hacia nada bien, pero con gran esfuerzo, entrenamiento y hacer amigos en el camino se volvió tan fuerte como su hermano, comprendiendo que el amor es la verdadera clave para la paz.

Siguiendo los ideales de Asura, el Sabio utilizó su habilidad conocida como Jutsu: Creación de Todas las Cosas para dividir el chakra del Diez Colas"en nueve partes", que serían conocidas como las nueve Bestias con Cola, las cuales tendrían cada uno su nombre propio. Hagoromo les dijo que ellos siempre estarían juntos, incluso cuando estén separados, y que un día llegarían a ser uno de nuevo aunque con diferentes nombres y formas serían guiados por el camino correcto y lograrían entender lo que era el verdadero poder. La extracción y separación del Diez Colas lo debilitó e incapacitó gravemente, dejándolo vivo un par de meses gracias a la presencia del caparazón del Diez Colas. Con el tiempo, Hagoromo usó dicho caparazón como núcleo del Seis Caminos — Chibaku Tensei, que llegó a convertirse en la Luna. En su lecho de muerte, el Sabio escogió a Asura como su legitimo sucesor, provocando a Indra, que fue abrumado por la amargura y la envidia, e incluso manipulado por el Zetsu Negro, atacara a su Asura, iniciando una lucha entre ellos. Su pelea continuaría a través de sus descendientes: el Clan Senju y el Clan Uchiha, y sus respectivas reencarnaciones.

Debido a este gran conflicto que surgió entre sus hijos, el Sabio sospechó que un día Indra o alguna de sus reencarnaciones buscarían tomar el poder de Asura, por lo que creó una tabla especial, con el fin de que esas personas reconsideraran esa acción. Solo aquellos con el Rinnegan podían leerlo completamente, mientras que el Sharingan solamente algunos fragmentos. Lamentablemente, el Zetsu Negro modificó un poco el contenido del escrito, con el fin de manipularlos para que usaran el Tsukuyomi Infinito y en consecuencia revivir a Kaguya Ōtsutsuki en el futuro.

A pesar de la muerte de Hagoromo, su chakra y espíritu se mantuvieron en este mundo como un mero observador, viendo diferentes culturas, lenguajes y siendo testigo de cómo evolucionaba el Ninshū. Sin embargo, él era capaz de ser invocado por alguno de sus descendientes o las reencarnaciones de sus hijos. Por lo visto, se puede manifestar en el mundo físico, con la presencia y unión de los chakra de Indra, Asura y del mismo Kurama.

El Sabio con las Bestias con Cola recién creadas.

Siglos más tarde, los temores del Sabio se hicieron realidad. El Rinnegan resurgió más adelante en Madara Uchiha, quien había pasado todas las fases del Sharingan y haber adquirió el ADN de Hashirama Senju, evolucionó su Sharingan al Dōjutsu de Hagoromo, los cuales trasplantó después en Nagato, un descendiente del Clan Uzumaki, quien a su vez fueron parientes de sangre del Clan Senju, Jiraiya creía que el Sabio podría de alguna manera "renacer" en Nagato. Nagato mismo, sin embargo, admitió que su poder no era nada en comparación con el de Hagoromo. La historia del Sabio pasó a ser considerado un mito por los shinobis y el mundo, entre ellos Kakashi Hatake, quien incluso consideró el Rinnegan como una simple mutación, pero sus creaciones, las Bestias con Cola son evidencia de su existencia.

Siglos más tardes, durante el combate de Naruto y Sasuke contra Madara Uchiha, durante la Cuarta Guerra Mundial Shinobi, Hagoromo aparece en el subconsciente de Naruto Uzumaki al haber sellado la mitad del Yin de Kurama. Cuando Naruto despierta y piensa que esta muerto, Hagoromo le dice que su idea de la muerte es diferente a la suya y que debe tener un fuerte espíritu si cree que esta muerto. Naruto, al verlo, le pregunta quién es. Hagoromo le responde que es una buena pregunta, pero que en la situación en la que están, se encuentra preocupado de que su opinión difiera de la de su predecesor al oír su nombre, para luego presentarse dejando a Naruto con grandes dudas. Hagoromo, al ver su reacción, dijo que en parte ya lo habría predicho. Segundos después, cuando Naruto se da cuenta de que sus ojos son unos Rinnegan y le dice que es bueno observando a la gente y que espera que pueda entender su condición actual, puesto que aún no ha muerto y que se encuentran dentro de su mente.

La conversación prosigue utilizando palabras y términos que Naruto no entendió, algo que irritó a este último. Al Naruto preguntarle si es un extraterrestre, Hagoromo se ríe y dice que eso tiene un poco de sentido. A pesar de esto, el Uzumaki seguía sin entender, diciendo que no pensó que su conversación fuera tan compleja. Esto hizo que Naruto le dijera que la forma en la que hablaba estaba bien, sin embargo, cuando Naruto insinuó que sonaría como un idiota Hagoromo cambió su forma de hablar.

Al volver a la conversación, Naruto le pregunta quién es. Hagoromo se vuelve a presentar diciendo que él proviene del pasado y está muerto, que es un sacerdote que en forma de Chakra viaja a través de las generaciones para ver qué sucedió con el Ninshū, diciendo que también es conocido como el Sabio de los Seis Caminos, provocando que Naruto lo reconociera al instante como la persona que Jiraiya y Nagato mencionaron preguntando si fue él quien creó el Ninjutsu. Este responde que no fue así, sino que fue el Ninshū, para segundos después golpear su Shakujō contra el suelo creando una imagen de su hijo Asura como si fuera el reflejo de Naruto diciendo que le recordaba al mismo. Este le dice que deje esas cosas y que lo saque de allí, pero el Sabio le responde que no depende de él, sino de las personas que están afuera, para luego decirle que él debía preguntarle sobre su madre e hijos.

Así, empieza a contar la historia de cómo su madre Kaguya obtuvo el chakra mediante el fruto del Dios Árbol, cuando él y su hermano lucharon y sellaron dentro de ellos al Diez Colas, cuando entrenó a sus hijos y lo que sucedió con ellos y la guerra que iniciaron entre ambos, además de cómo creó a las Bestias con Cola, para luego decir que aunque el cuerpo de sus hijos desapareciera su Chakra seguía allí y se transmigraba con el tiempo. Naruto compara esto con estar poseído preguntando quién era el que estaba "poseído" actualmente. Hagoromo le responde que él, que su hijo menor Asura reencarnó en él. El Sabio de los Seis Caminos sigue hablando con Naruto y ve que no esta sorprendido de ser la reencarnación de su hijo menor, por lo que deduce que sintió la esencia de Asura en él y sabe quién es la reencarnación de Indra, Sasuke Uchiha.

Hagoromo le cuenta que los transmigrantes anteriores a ellos dos fueron Hashirama Senju y Madara Uchiha, pero al estar obsesionado con el poder el segundo creó un problema antes de que terminara la transmigración: se trasplantó células de Hashirama y fundió en su cuerpo el chakra de ambos hermanos, trayendo de vuelta el chakra del Sabio y despertando el Rinnegan. Al suponer que Indra o alguna de sus reencarnaciones haría algo así, dejó el monumento de piedra que se encuentra en la guarida Uchiha para que lo reconsideraran, pero no surtió efecto. Hagoromo, quien siempre ha estado viendo luchar a sus hijos generación tras generación, explica a Naruto que el Ninshū fue creado para conectar a las personas y no para hacer más fuerte a una sola: tras parar los conflictos, su madre controló a todos con su propio poder, pero ese poder a cambio le dio arrogancia y las personas empezaron a temer y a llamarle demonio en lugar de la Diosa Liebre; Madara hace algo similar a lo que hizo Kaguya tratando de acercarse más al Sabio y a los poderes de su madre mediante el Diez Colas. Explica que el Tsukuyomi Eterno no es sólo un Genjutsu, ya que toma la fuerza de las personas mientras los mantiene con vida en el mundo de sueños y si no lo detienen será el fin del mundo. Añade que su madre utilizaba aparte de su Byakugan el Sharingan para controlar a las personas y el chakra al volverse uno solo creaba una nueva fruta.

Hagoromo le dice a Naruto que detenga a Madara y ya que es más estupido y excéntrico que los anteriores transmigrantes supondrá una diferencia. El joven héroe le agradece que crea en ellos a pesar en lo que se ha convertido el mundo. El Sabio le dice que no se lo agradezca y le habla sobre cómo el mundo desea el método de su madre, de cómo las personas ven a las bestias con cola como armas. Shukaku, Gyūki y Kurama aparecen y le comentan a Naruto la situación. Hagoromo llama a todas las bestias, quienes les rodean y se refiere a Naruto como el niño de la profecía que cambiará el mundo. El Sabio pregunta a Naruto cómo quiere terminar la pelea. El sabio le mira y se ve que hablaba del mismo modo con Sasuke, que también responde su pregunta: Hagoromo les deja encargados de decidir qué hacer y les da su poder.

Varias décadas luego de la guerra ninja su chakra seguía allí, en el plano terrestre, llegando a transmigrar; de manera parcial, por primera reencarnado por un ninja, quien sería Cero Uzumaki, el cual tenía una conexión cercana al clan Otsutsuki, debido a que su abuelo es parte de este clan. Luego de algunas eventos el chakra de Hagoromo abandona el cuerpo de Cero.

Personalidad

El Sabio de los Seis Caminos fue un hombre que deseaba la paz para el mundo, y difundir su sabiduría en todo el mundo deseando que su sueño se haga realidad, después de haber realizado varias obras y buenas acciones a lo largo de su vida. Él era excepcional mente inteligente, desde haber establecido los principios del Chakra, y transferir las técnicas y difundir su religión a los demás. Con las Bestias con Cola, parecía hacerse cargo de ellos como dar a los nueve, un nombre como un signo de lo que son. Él les dijo que no importa lo lejos que estén, siempre van a estar juntos y que algún día serán llevados por el camino correcto. Todos las Bestias demostraron una profunda preocupación por el sabio, como Son Gokū mostrando respeto hacia él y un joven Kurama derramando una lágrima por él cuando éste no iba a estar por mucho tiempo; lo que sugiere que las Bestias veían al Sabio como una figura paterna.

Apariencia

El Sabio de espaldas

Sólo visto completamente en su edad anciana, Hagoromo tenía una barba larga y el pelo corto ligero grisáceo coloreado peludo; encima de su frente tenia un simbolo similar al rinnegan. con dos partes distintivas de su pelo que se parece cuernos y una trenza de longitud de barbilla que cuelga delante de su oído izquierdo. Él llevaba una capa blanca de cuerpo entero (haori) con un alto cuello, revelando su collar con seis magatama rojos. 

Verdadera apariencia de Hagoromo

Habilidades

Fue el Shinobi más poderoso que jamás ha existido. El Sabio mostró lo que parecía ser una gran katana en la mano, mientras que el otro era un shakujō, un báculo que los budistas usan para la oración, pero también puede ser eficaz como arma.

El Sabio fue venerado como el hombre que aprendió la naturaleza del chakra. Esta sabiduría, junto con su Kekkei Genkai, el Rinnegan, permitió al Sabio crear el ninjutsu moderno. Con estos poderes a su disposición, el Sabio obtuvo una enorme cantidad de seguidores, hombres y mujeres de todo el mundo que se esforzaron por aprender sus enseñanzas. Los discípulos del Sabio crecieron más y más en número, lo que llevó a la creación de clanes ninja, y más tarde, las aldeas ninja. Es imposible estimar el efecto del Sabio en el curso del desarrollo del mundo ninja.

Rinnegan

El Sabio usando su Rinnegan en el Jutsu: Creador de todas las cosas.

El Sabio se decía que había sido el único shinobi que ha dominado el Rinnegan, lo que le permitía manipular los cinco tipos de chakra de la naturaleza. Es reverenciado como una de las figuras más legendarias en el universo de Naruto, y es probable que sea el ninja más poderoso que jamás haya existido, tan poderoso que creó la Luna usando Chibaku Tensei, sellando a la Bestia de Diez Colas en su interior. Incluso Nagato declaró que su poder no es nada en comparación con el del Sabio. El Sabio también tenía todas las habilidades de los Seis Caminos del Dolor: el Camino Deva, el Camino Naraka, el Camino Preta, el Camino Animal, el Camino Asura y el Camino Humano.

Jinchūriki

El Sabio desarrolló el primer jutsu capaz de sellar un bijū dentro de un cuerpo humano, convirtiéndose en el primer jinchūriki en la historia. Con el poder del biju que contenía en su interior, el Sabio desarrolló un poder inconmensurable. Incluso en su lecho de muerte, el Sabio fue capaz de emplear Chibaku Tensei a gran escala, usó ese chakra para crear la Luna y selló el cuerpo del Juubi dentro de la Luna, un claro testimonio de su increíble poder.

Elemento Yin-Yang

El Sabio dividiendo el Chakra de la Bestia de Diez Colas en Nueve Bestias.

Al utilizar el chakra del Yin, que proviene de la energía espiritual, y el chakra del Yang, que proviene de la energía física, el Sabio poseía la habilidad para crear la forma de la nada con una sola idea y luego traerlo a la vida. El Sabio creó las Nueve Bestias con Cola del chakra del Diez Colas, mediante el uso de esta capacidad.

Armas Atesoradas

El Sabio ejerció un grupo de herramientas únicas que se conocían como las Armas Atesoradas del Sabio de los Seis Caminos, cada uno de los cuales poseen una capacidad única y poderosa, pero estas requieren una vasta reserva de chakra, que rápidamente mataría a cualquier ser humano normal, en fin de ser utilizado. Siendo el jinchūriki de los Diez Colas, esto no plantea ningún problema en absoluto para el Sabio. Los cinco tesoros son: el Bashōsen, Benihisago, Kōkinjō, Shichiseiken, y el Kohaku no Jōhei. Al combinar el Benihisago, Kōkinjō y Shichiseiken, el Sabio (o cualquier usuario) puede capturar la palabra mas usadas de sus víctimas, y luego recibir el alma en la calabaza y sellarlo para siempre. El Bashōsen puede generar cualquiera de los cinco elementos básicos. Los cinco tesoros finalmente cayeron en manos de Kumogakure, y luego en las manos de los Hermanos de Oro y Plata, quienes hicieron uso de los tesoros en sus actividades delictivas. Kumo sin embargo, logró recuperar el Kohaku no Jōhei, que tiene el poder para sellar desde lejos cualquier cosa.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.