El Magnetismo en el País del Hierro
El Magnetismo en el País del Hierro.png

(鉄の土地における磁性, Tetsu no Tochi ni Okeru Jisei)

Información
Anterior Viaje al Bosque de la Desolación
Siguiente Los Caminos del Rey
Saga Yashamaru Gaiden: Entre la Lealtad y el Poder
Jutsus
Hilos de Chakra
Jutsu de Marioneta
Elemento Quemar: Masacre de Vapor
Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético
Cuerpo Aureoférrico
Objetos
Malevolencia, Astucia y Poder
Katana Irídica
Compuestos Inyectables
Marionetas de Yashamaru

Introducción

Aquella recámara se vuelve cada vez más clara, ahora se veía una leve capa de metal flotando alrededor de la silla, el mismo la formaba, era una nube, una oscura pero brillante nube de un fino polvo de metal. Yashamaru estaba sentado en esta. Tras revolver un poco un plato buscando algo de su agrado, se reincorpora en la "silla".

Yashamaru: En aquel lugar aprendí la base de mi estrategia, mis movimientos, mi primera línea de combate. Conocí el amor de una manera muy curiosa, sin dejar así de ser fogosa, con encontronazos de vez en cuando, y un bello final, que me dañó por una serie de circunstancias que contaré más tarde. Mi primera línea de verdaderos maestros, que me mostraron ese mundo hostil con el que confrontaría varias veces. Una gran fuente de sabiduría me fue dada, con el título de "Rey Cuervo", me dieron el único ejemplar de "Malevolencia, Astucia y Poder, el Aura del Maquiavelismo de Tephros, Andras y Kroni". Allí se resumen diferentes formas de alcanzar un gran poder, por eso es que este libro nunca fue leído por otro mortal. Me fue confiado, en mi deber se encuentra su análisis, estudio y demás, las pocas cosas que he visto de él, muestran formas de una poderosa maldad en estado puro, pero la recompensa dada no tiene punto de comparación a la pena por su logro. Grandes poderes se encuentran allí.

Atracción

Estaba caminando hacia el norte, cerca ya del País del Hierro, paré en una Posada, iba a descansar un poco antes de ir a presentarme ante Shiro Kurosuke. De repente, sentí una mano que se posaba sobre mi hombro, rápidamente, me giré, sacando mi Wasdaña, sin embargo, a medio camino, frenó. Miu era aquella persona, la hoja se volvió a meter en mi sombra, donde reposa tranquilamente.

Yashamaru: Miu, ¿Qué haces aquí?

Miu: Tengo tiempo libre, así que decidí venir a hacerte compañía.

Yashamaru: Por mí bien, pero vamos a descansar un poco antes...

Miu: Como quieras.

Ambos reservaron sus habitaciones, les dieron habitaciones contiguas, con mucho cansancio, Yashamaru se durmió al instante. Despertó a la noche, en una silla junto a él estaba Miu.

Yashamaru: ¡Pero qué estás...!

Miu: Shhh. Hay gente extraña en la posada...

Yashamaru: A qué te refieres.

En el pasillo se escuchaban pasos, alguien que corría, y alguien que tan solo caminaba, en un momento, cesaron los pasos del corredor, sonaba una risa en el lugar. De repente, la risa se extinguió, se escuchaban pasos apurados en el exterior.

Miu: Se fue...

Yashamaru: Iré a revisar.

Yashamaru abre la puerta de su habitación, encontrando muerto al posadero. Su cadaver no poseía ningún signo de violencia, en sus ojos veía el miedo, congelado en sus facciones al largar su último suspiro.

Yashamaru: Esto fue hecho para atraer a alguien, me están buscando, y creo saber quien es.

Miu: No irás, ¿Verdad? Nunca he visto algo así, es como si tan solo le hubiesen sacado el alma con un susto de muerte.

Yashamaru: Debo ir, me llama, y es algo que debo resolver con él, tengo una misión que cumplir, además de algo de carácter más personal.

Miu: Déjame que te acompañe.

Yashamaru: Está bien, pero no quiero que te metas en el combate directo, estamos contra alguien que supera tus habilidades ampliamente, quédate escondida, no actúes a menos que yo te lo pida específicamente, y si él me supera fuertemente en habilidad, quiero que escapes rápidamente del lugar. Si no aceptas eso no podrás venir conmigo.

Miu: Está bien, acepto lo que pides, Yashamaru-kun...

Ambos salen del edificio, en un árbol hay un corte horizontal. Corren hacia allí, descubriendo un camino marcado entre los árboles. En un momento dado, se puede ver a lo lejos un claro entre la arboleda.

Yashamaru: Hasta acá llegas tú, quédate entre estos árboles, si llegara a necesitar ayuda, te darás cuenta porque arrojaré una Shuriken hacia aquí. Si es que quiero que huyas, arrojaré un Kunai; espero que lo tengas en claro, no intervengas en esta pelea.

Miu: Mira, no me importa que digas, solo asegúrate que sales bien, si te tengo que ayudar, no esperaré una señal, iré a ayudarte.

Yashamaru: Si va a ser así te dejaré inconsciente, cosa que no intervengas y él no te detecte...

Miu: ¡Y qué ganas con eso, evitar que te vea en un combate serio como el que veo se acerca, eh! ¡Así solo haces que me den ganas de darme la vuelta e irme para no volver!

Yashamaru: Quédate a salvo, solo procura eso...

Yashamaru abandona la cobertura otorgada por los árboles, saliendo al claro. Allí, iluminado por la gran luna llena, estaba parado un joven alto, de pelo rubio oscuro, algo revuelto, el poco viento que soplaba realzaba su pelo.

Yashamaru: Ha pasado tiempo...

?????: Desde que no nos veíamos...

Yashamaru: ¿Ahora se terminará todo, Tsuki?

Tsuki: ¿Lo procuras?

Yashamaru: Lo aseguro...

Conflicto Abierto, Inyección Letal

La luna iluminaba el campo abierto, ambos shinobis se estudiaban el uno al otro. Pasados unos segundos, Tsuki desenfundó una espada.

Tsuki: Tengo una nueva arma para oponerte... ¡La reliquia del País del Viento, la Katana Irídica!

Yashamaru: ¡Esa arma, se supone que está en el tesoro del Daimyo del País del Viento!

Tsuki: Estaba, tiempo pasado, ahora está en mis manos.

Yashamaru: (Pensando) Debo encontrar la manera de evitar el conflicto directo con él, si usa esa espada podrá cortar las formaciones de aureoferrídio...

Tsuki: (En sus ojos se ve un brillo rojo) Vamos, no creerás que con eso solo evitarás perder... ¡Te olvidas de mis técnicas y mi increíble poder!

Tsuki arremete contra Yashamaru, quien se rodea de una nube de aureoferrídio, que sale de su mochila. De la nube salen despedidas algunas shurikens del mismo material, que Tsuki parte con su Katana.

Tsuki: Vamos, ponte más serio, no hagas esos intentos de ataque, sabes que fallarán en cualquier momento.

La nube de Yashamaru se concentra sobre su antebrazo, mostrando un escudo con una púa en el centro.

Yashamaru: ¡Ataca, estoy preparado para defenderme de ti!

Tsuki ataca con su espada a Yashamaru, quien lo bloquea con su escudo.

Tsuki: Ya se cortará... Y cuando eso pase perderás tu antebrazo.

Yashamaru: ¿Tu crees?

El cuerpo de Yashamaru se desarma, rodeando a Tsuki en un ataúd, mostrándose como un clon de aureoferrídio.

Tsuki: Huiste, eres un debilucho, siempre lo supe...

Tsuki libera una gran cantidad de chakra, con lo que el ataúd se desarma.

Tsuki: Estás condenado, y lo sabes...

En eso, se ve como una bala pasa rápidamente cerca de la cabeza de Tsuki. Se puede ver a Yashamaru con una armadura a lo lejos, a su lado hay unas marionetas.

Yashamaru: Y eso es solo advertencia, ni se te ocurra moverte...

Tsuki: ¡No estás en posición de negociar!

Yashamaru: No me dejas opción, he de usar los engranajes, Caballero, Ingeniero y Soldado.

Una marioneta armada con una lanza salta hacia el frente, embistiendo a Tsuki con la lanza, sin embargo este se cubre con la espada, mientras tanto otra hace una agujero en el piso, la tercera apunta Tsuki.

Tsuki: Esto está simple, mira como me ocupo rápidamente de ellos...

Tsuki corta a Caballero por la mitad, en eso, Ingeniero surge debajo de él, perforándole un poco la pierna con su taladro, que luego es inutilizado por la espada de Tsuki. Soldado dispara una ráfaga hacia él, que bloquea con su arma.

Tsuki: ¿¿Lo ves?? No puedes hacer nada...

Yashamaru: Aún no gasto todos mis trucos, que lo sepas...

Yashamaru arroja a Soldado y los restos de sus dos compañeras hacia el bosque, sacando luego la Wasdaña. Su pelo cambia a un color blanco, mostrando el Modo Sabio Cuervo

Yashamaru: ¡Apenas estamos calentando!

Comienzan una batalla de Daikamajutsu y Kenjutsu muy igualada, en la que ambos reciben cortes leves. En un momento, la Wasdaña atraviesa a la Katana Irídica como si esta fuese tan solo una imagen.

Yashamaru: ¡Pero que!

Tsuki: Despréndete de tu armadura, ¡La perderás ahora!

Tsuki da un espadazo en el hombro a Yashamaru, a quien se le cae la armadura por el golpe, Yashamaru cae al piso, clavando la Wasdaña en este.

Yashamaru: ¡No, mi arma!

Yashamaru se estira, tomando de nuevo la Wasdaña, que atraviesa muy extrañamente el piso, y se abre un pequeño portal allí donde estaba clavada. En la espada de Tsuki se puede apreciar algo similar.

Tsuki: ¡¿Qué le hiciste a mi espada?!

Yashamaru, asiendo fuertemente su guadaña, golpea el agujero del piso, en la espada de Tsuki se ve salir la punta de la Wasdaña, quebrando el metal. El tronco de la Katana Irídica cae al piso.

Tsuki: Entonces usaré mi ninjutsu... ¡Elemento Agua: Jutsu de Gran Cascada!

Yashamaru: ¡Elemento Quemar: Masacre de Vapor!

Un vórtice gigante se forma delante de Tsuki, saliendo disparado contra Yashamaru. Frente a Yashamaru se crean unos orbes giratorios, que salen lanzados al vórtice, interceptándolo.

Tsuki: Lo bueno de la técnica que ejecuté antes es que deja todo mojado, mira esto... ¡Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético!

Yashamaru recibe la descarga eléctrica, cayendo al suelo. Entonces, Tsuki recibe una patada en la espalda.

Yashamaru: ¡Miu, no te pedí que intervinieras!

Miu: ¡No dejaré que este estúpido te derrote así como así, ponte en pie y pelea!

Tsuki: Ilusa, vienes a morir como él...

Miu: No, solo pasaba a inclinar las cosas más al favor de mi amigo, pero me voy...

Miu se deshace en cuervos, mostrando que solo era un clon. Yashamaru se levanta lentamente.

Tsuki: No no no, no te pares todavía, estás débil como para pararte.

Tsuki da una patada en el estómago a Yashamaru, quien vuelve a caer.

Tsuki: Aquí te daré algo que he encontrado, espero que te guste...

Tsuki clava una jeringa en el cuello de Yashamaru, quien no puede moverse. Luego se ríe y comienza a caminar, alejándose.

Tsuki: Jajaja. Eso sí, espero que puedas asimilarlo, nadie lo ha asimilado todavía.

Tsuki se desaparece de la escena, pasado un tiempo, Miu va hacia Yashamaru, quien está inconsciente.

Miu: Esto está mal, está muy mal, debemos llegar rápido al País del Hierro.

Miu toma a Yashamaru, pasando un brazo de él sobre su espalda, y comienza a correr.

Frontera

Estaban en un camino, hacía mucho frío en el lugar, la ventisca desparramaba la nieve por todas partes. Miu llevaba a Yashamaru medio al hombro, medio a rastras, dando como resultado un evento cómico. En un momento, fueron detenidos por un guardia fronterizo, un samurai, estaban en la frontera del País del Hierro.

Samurai: No creo que puedan pasar, hay una tormenta de nieve actualmente, y aunque tienen un documento que permita el paso, este está cerrado ahora.

Miu: Por favor, denos al menos alojamiento, estamos en medio de la nada, no puede negarse a nosotros...

Samurai: Eehhh. Está bien, pueden quedarse en esa habitación, tiene una sola cama y una silla, si se conforman con eso, excelente.

Miu: Aceptamos.

El guarda los llevó a la habitación, pequeña, sin muchas comodidades, pero confortable. Miu acostó a Yashamaru en una cama, el pelo le brillaba, tenía además fiebre.

Miu: Espero que te recuperes pronto, veré que puedo hacer por ti mientras tanto.

Miu trajo de afuera un balde con agua, mojó un pañuelo con esta y lo puso en la frente de Yashamaru, esta despidió luego un leve vapor plateado.

Miu: Estoy muerta, te llevé encima por unos cuarenta kilómetros, me merezco un descanso...

Miu se acurrucó junto a Yashamaru, él tuvo un ligero temblor, y Miu le tomó la mano, luego ella se durmió. Al día siguiente ella se despertó, el seguía así, pero en sus facciones se lo veía más tranquilo, calmado.

Miu: No tiene fiebre... Está dormido, nada más.

Yashamaru: ¿Q-que pasó...? Me duele todo el cuerpo...

Yashamaru intenta incorporarse, pero Miu se lo impide.

Miu: Nada de eso, no puedes viajar así...

Yashamaru: Tengo una idea, invoca un cuervo para que nos lleve.

Miu: ¿¿Podrás viajar sobre un cuervo??

Yashamaru: Si, no pasará nada...

Yashamaru se incorpora lentamente, ayudado por Miu, y ambos van hacia fuera. Miu posa su mano en la nieve, de donde aparece un cuervo lo suficientemente grande como para llevar a tres personas. Luego suben a este, quien despega rápidamente, ambos comienzan a volar tranquilamente hacia Hagurogakure.

Salvado y Rechazado

El cuervo descendió en la entrada de un gran poblado, en su frente se veía una gran letra H pintada. Allí el cuervo desapareció tras posarse.

Miu: Hasta acá llego yo.

Yashamaru: ¿No me acompañas a buscar a Shiro Kurosuke?

Miu: No, estaba de paso cuando te encontré, ahora yo debo seguir mi viaje.

Yashamaru: No hay problema, cuídate.

Miu se da la vuelta y se va para el lado contrario a Yashamaru, quien entra a la aldea.

Yashamaru: Disculpe señor, ¿Sabría decirme donde encontrar a Shiro Kurosuke? Necesito hablar con el Tetsukage.

Ciudadano: Estás loco muchacho, dudo que el Tetsukage vaya a recibirte.

Yashamaru: ¿Alguien te preguntó tu opinión, viejo idiota? ¡Dime para donde es!

Ciudadano: ¡Oiga, tranquilo! Es la gran mansión de las afueras.

Guardia Civil: ¿Pasa algo?

Yashamaru: Nada, gracias...

El cuerpo de Yashamaru se deshace en millones de virutas de Aureoferrídio, que comienzan a moverse rápidamente dispersándose. Luego se ve a las virutas juntándose de nuevo en el techo de un edificio.

Yashamaru: No debo armar conflicto, no me conviene ponerme contra Shiro Kurosuke, pero le avisarán dentro de nada, debo apurarme.

Yashamaru crea una nube de Aureoferrídio con el que había en su mochila, y vuela por los aires hacia la mansión suburbana. Luego se puede ver a Yashamaru golpeando un ventanal.

Guardia de la Mansión: ¡Por Dios, que acaso ahora los pájaros chocan contra las ventanas!

El guardia abre el ventanal, al abrirlo, Yashamaru entra rápidamente, pegando una patada en la cara al guardia, que cae desmayado.

Yashamaru: Lo lamento, pero no puedo dejar que me delates, ya vendrán a avisar del hecho extraño en la ciudad, debo llegar antes que ellos.

Yashamaru se desarma en una leve nube de aureoferrídio, y se dispersa por todos los pasillos, pasado un tiempo se ve como la nube vuelve a formar a Yashamaru frente a una puerta, que luego él abre. Shiro Kurosuke estaba sentado tras un escritorio en esa habitación.

Shiro: Dime que te ha hecho cruzar esa puerta, intruso, antes que se me de la gana de matarte.

Yashamaru: (Se arrodilla) Shiro-sama, quisiera que usted me tomara como su discípulo.

Shiro: Jajaja, hace tiempo que no tomo discípulos, y, la verdad, no te tomaré como uno.

Yashamaru: ¡Pero qué, por qué!

Shiro: Entrenar a un gran shinobi lleva tiempo y cansa, y no tengo ganas de dar ninguna de esas cosas. Sin embargo, déjame decirte una cosa, me tomas de buen humor, y como has burlado la seguridad del lugar, te daré una cosa, mira esto, veo que eres usuario del elemento magnético.

Yashamaru: Así es, señor.

Shiro saca una aguja entre su ropa, y pincha a Yashamaru.

Yashamaru: ¡¿Qué hace?!

Shiro: Me interesa el estudio de la medicina, y veo que estás enfermo, tu ritmo cardíaco y respiración son anormales.

Shiro puso la aguja en un analizador de la habitación, que despidió una suave luz blanca. Luego datos aparecieron en la pantalla del aparato.

Shiro: Vaya vaya vaya, estás infectado con un raro virus muy antiguo, del que se sabe muy poco, creo que ya se que premio darte por tu infiltración exitosa. Espera aquí, no te muevas de esta habitación.

Shiro se va y Yashamaru se queda allí esperando; pasado un tiempo, este vuelve con una copa humeante.

Shiro: Muy bien, ahora bebe.

Yashamaru toma la copa, al momento, la marca dejada por la inyección dada por Tsuki, se borró de su piel como si jamás se le hubiera clavado.

Shiro: Frené el desarrollo del Virus Ocaso, ahora no morirás, al menos no en el tiempo cercano. Esa es mi recompensa para ti, ahora vete.

Yashamaru: Muchas gracias, Shiro-sama.

Shiro: Espero nos encontremos en otra ocasión.

Yashamaru: Le prometo que así será...

Guardia: ¡Shiro-sama, han pasado eventos raros en la aldea!

Shiro: No pasa nada, de verdad.

Yashamaru abandona Hagurogakure, saliendo por su camino principal.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.