Habilidades

A lo largo de los años, Akai ha podido desarrollar una serie de diversas habilidades que lo han convertido finalmente en un experimentado en básicamente todas las áreas de lucha, siendo solo de esta forma digno de unirse a una organización tan poderosa como lo es Akatsuki Afterlife.

Luego de los eventos acontecidos en Caza de Viejas Sombras, viéndose inferior en sus habilidades con respecto a otros miembros de la organización, Akai entreno las semanas siguientes junto con los Lobos Ōkamiyama para ganar nuevas habilidades, mas esto ha conllevado a que descarte algunas otras. Pero en general, el incremento en las capacidades del Shinobi ha sido notorio.

Fuerza vital y Chakra

En general, el ha sido sometido a diversos entrenamientos con el fin de llevar al limite las capacidades físicas y mentales del Shinobi, por lo que su fuerza y resistencia son equiparables a las de un Jōnin de alta categoría o incluso superiores, siendo capaz de mantenerse de pie aun después de haber consumido casi todo su Chakra en batalla o haber recibido una gran cantidad de daño. Y hablando de su Chakra, aunque nunca se haya comentado que Akai posea uno fuera de lo común, lo cierto es que su capacidad para distribuirlo e implementarlo en diversos Jutsu son algo digno de rescatar. Aunque no seria mentira suponer que si utiliza varias técnicas de alto nivel en un corto periodo de tiempo, terminaría sumamente agotado.

Manejo de Chakra

Transformación de la Naturaleza

Los elementos básicos dominados por el pelirrojo son el Elemento Agua y el Elemento Viento, utilizando Jutsu sumamente simples, como Elemento Agua: Jutsu Fantasma de la Niebla para lograr mimetizar su ser con cualquier neblina cercana, o Elemento Viento: Esfera del Vacío, para controlar corrientes de aire. Aunque también, ha aprendido a usar técnicas muy poderosas como lo son Elemento Viento: Aullido de la Montaña, o Elemento Agua: Rabia del Océano, ambas de larga distancia capaces de causar gran destrucción a su alrededor.

Aunado a esto, Akai posee la espada Fuhen Goe, capaz de utilizar los cinco elementos (aunque solo puede usar uno a la vez). Gracias a esto, el Shinobi puede combinar sus propios Jutsu elementales con los que le proporciona el arma, con combinaciones fatales de Elemento Agua y Rayo, como de Elemento Viento y Fuego.

Ninjutsu

A lo largo de su vida, el Shinobi ha practicado una gran cantidad de jutsu, desde técnicas creadas para la defensa, hasta otros más ofensivos (tanto a larga como corta distancia), como los son el Elemento Agua: Corte a Presión, y Jutsu: Fortificación.

Aun así, desde su entrenamiento ha dejado de usar buena parte de los ataques que aprendió en su vida, dedicando su tiempo en técnicas más poderosas, a raíz del entrenamiento con los Ōkamiyama.

Ninjutsu de Barrera

Jutsu de invocación

Lobos de Akai.

Un tipo de jutsu básico, pero muy usado por Akai son el uso de invocaciones propias, conocidas como lobos especialmente criados en una montaña, siendo una especie particular nombrada Ōkamiyama. Generalmente dichos animales son usados en misiones de búsqueda debido a su preciso olfato, pero eso no descarta que sean audaces cazadores que mataran a cualquiera que Akai indique.

Sin embargo, hay dos tipos de canidos en la montaña, con habilidades especiales que han hecho exitosamente un contrato con el Shinobi, y que a raíz de su entrenamiento, han pasado a ser “sus hermanos”, simbólicamente hablando.

Kitamaru

Kitamaru.

Uno de los lobos sagrados de la montaña, siendo el encargado de proteger el extremo Norte de esta. Kitamaru es de una personalidad calida y comprensiva, odiando la guerra y la destrucción indiscriminada; por ello mismo, solo lucha cuando lo ve absolutamente necesario.

Este animal utiliza con destreza el Elemento Fuego, comparando el nivel de sus llamas como el del mismo Sol, aunque según Akai esto es una exageración.

Minamimaru

Minamimaru.

Siendo el hermano menor de Kitamaru, es considerado el defensor del extremo Sur de la montaña. De un carácter frio, brusco y violento, Kitamaru no duda en atacar a quien si quiera le alce la voz, siendo reprendido (y comúnmente detenido) por su hermano mayor.

Como contraparte de Kitamaru, Minamimaru domina a la perfección el Elemento Hielo, logrando mantener su zona (el acceso a la montaña) lo más fría posible para advertir a extraños que intenten entrar.

Taijutsu

Las cualidades de Akai en este arte no pueden ser menospreciadas en lo más mínimo, aunque hubo un tiempo donde su dominio del Taijutsu estaba limitado, con entrenamiento ha demostrado superarse a sí mismo, adoptando el estilo de combate de los lobos, siendo aun más instintivo y salvaje.

Su velocidad también se ha visto aumentada, siendo un usuario muy veloz en movimiento y reacción; de hecho, asegura que aun sin su Sharingan, es capaz de valerse solo con sus conocimientos en combate cuerpo a cuerpo, aprendidos con los lobos.

Genjutsu

Bukijutsu

Kenjutsu

Akai siempre ha sido muy amaestrado en el uso de armas blancas, siendo especialmente bueno utilizando espadas. Durante su vida, Akai ha utilizado armas tales como espadas, o bastón extensibles, demostrando estar a la altura de grandes espadachines, como Emi Akari. Un regalo después de terminar su entrenamiento, es la espada Fuhen Goe, la cual está fabricada a base de los huesos de muchos lobos Ōkamiyama fallecidos y legendarios en la montaña donde estos residen.

Esta espada, no solo posee una resistencia y corte de alta clase, sino que además, tiene la particularidad de poder generar los cinco elementos de chakra (Fuego, Agua, Tierra, Viento y Rayo), debido a que posee los chakra de los lobos que cedieron sus colmillos para la creación del arma. Debido a esto, Akai posee una herramienta que lo hace un adversario sumamente peligroso.

Dōjutsu

Sharingan (implantado)

Sharingan de 3 aspas.png

A Akai le fue implantado un Sharingan en su ojo izquierdo a una corta edad, mas este reacciono bastante bien al nuevo globo ocular, y desde entonces ha ido mejorando en su uso. Por lo general, Akai logra sacar a relucir todas las habilidades que le proporciona el Sharingan, leyendo a la perfección los movimientos de sus adversarios, por muy rápidos que sean, realizando un combate muy fluido. También es muy hábil en realizar Genjutsu, con tan solo un pequeño contacto visual es capaz de inducir fuertes ilusiones a sus adversarios.

Aunque hay que resaltar, que suele usar las propiedades imitadoras de su ojo para adaptarse a cualquier estilo de combate con el que se presente el rival, necesitando solo unos minutos de análisis para seguir su ritmo, y posteriormente predecir sus movimientos.

Anteriormente Akai ocultaba su Sharingan con un parche para disminuir su uso, sin embargo, luego de su entrenamiento ha aprendido a llevarlo siempre al descubierto, gastando la menor cantidad de chakra posible.

Mangekyō Sharingan

Mangekyō Sharingan de Akai.png

Poco tiempo antes de abandonar Kirigakure, Akai pudo desarrollar su Sharingan aun más, hasta lograr evolucionarlo en un Mangekyō Sharingan. El diseño de su nuevo ojo cambia radicalmente en esta forma, teniendo una patrón similar a una rosa, y con una estrella de cinco puntas invertida.

Han sido pocas las veces que se ha podido apreciar al Mangekyō Sharingan de Akai en acción, aunque se sabe que las habilidades básicas de este siguen manteniendo su nivel. Su Genjutsu ha aumentado considerablemente, pudiendo hacer ilusiones muy difíciles de romper, y llegando al punto de poder manipular personajes con el simple contacto visual.

Sin embargo, a raíz de su entrenamiento, el Shinobi ha despertado un poder en su ojo único en su tipo. Esta nueva técnica, recibe el nombre de Yomi y con él, simplemente necesita observar un objeto o persona, y este lentamente empezara a convertirse en piedra solida. Aunque esto suene como algo muy poderoso, lo cierto es que es un proceso muy complejo y que requiere mucha concentración y tiempo, así como una enorme cantidad de chakra por parte del usuario para el corto lapso que se utiliza, por lo que es una técnica muy impractica.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.